Casas de las palabras, fonotecas, archivos orales, museos de memoria... Un sitio dedicado a las bibliotecas en comunidades indígenas.

Bibliotecas indígenas
A continuación se presentan las voces más comúnmente empleadas para denominar a los grupos indígenas en América Latina, acompañadas de sus correspondientes definiciones y sus traducciones y empleos en otros idiomas y culturas. Si bien la mayor parte de los términos listados se refieren, según la Real Academia Española, al individuo originario de un territorio determinado, existen diferencias y matices que proporcionan a cada vocablo rasgos propios, e incluso connotaciones peyorativas. Análisis aparte merece el término "comunidad", por lo variable de su significado en los textos que lo incorporan.

Nativo

(Del lat. nativus, del verbo nasci, “nacer”). Vocablo que hace hincapié en el lugar de nacimiento de un individuo. Es aquel originario, nacido o crecido en un territorio particular y específico. Si bien el término no hace referencia concreta a un individuo aborigen, suele usárselo como sinónimo. Su traducción inglesa native suele emplearse con frecuencia en el mundo anglófono para referirse a pueblos originarios (Native Americans, en EE.UU.), aunque en Australia sea peyorativo.

Autóctono

(Del gr. auctochthon: autos, “mismo” + chthon, “tierra, país”; “de la tierra”, “salido del mismo suelo”). Término referido a aquellos pueblos originarios del territorio en el que se encuentran (o sea, instalados en un territorio desde épocas inmemoriales). Su traducción francesa, autochtone, es el vocablo más usado en el mundo de habla francófona para referirse a pueblos indígenas.

Indígena

(Del lat. indígena, “nativo”) Designa a los primeros habitantes de una región, acentuando su anterioridad histórica (presencia previa a la formación de los estados actuales) [1]. En determinados países de América Latina, y debido a un uso histórico discriminatorio, el vocablo posee connotaciones negativas y no es empleado. Las traducciones portuguesa, italiana e inglesa suelen ser los términos más empleados en esas lenguas para referirse a pueblos originarios, siendo, por otra parte, el término preferido por las Naciones Unidas y sus organizaciones subsidiarias.

Aborigen

(Del lat. ab “desde” + origine, “origen”; “desde el origen”). El vocablo original latino fue empleado por los romanos para designar a los habitantes primeros de la región del Lacio, es decir, aquellos que vivieron siempre en la zona. Al igual que ocurre con la palabra “indígena”, el término carga connotaciones peyorativas en gran parte de América Latina, debido a un uso histórico incorrecto [2]. Sin embargo, el término inglés “Aborigines”, con mayúscula, se usa exclusivamente para los grupos australianos de tierra firme desde 1789 (aunque desde los 80´s se prefiere Indigenous Australians).

Indio


(Del cast. “originario de la India”). Vocablo castellano acuñado por los exploradores europeos que llegaron a las actuales tierras americanas en el siglo XV, y empleado para designar a las poblaciones locales. Se origina en la certidumbre (errónea) de los recién llegados de haber arribado a las costas de la(s) India(s). Las connotaciones negativas (especialmente las provenientes de su significado histórico) que posee el término son tantas y tan fuertes que prácticamente no es utilizado en la actualidad, excepto en contextos peyorativos (los cuáles, tristemente, aún abundan) [3]. Ha generado derivados como “amerindio”.

Pueblos originarios

Derivado de la expresión inglesa "First People / Nations" (Burger, 1990), esta expresión acentúa la importancia y la duración del vínculo con el suelo en el que viven esas sociedades. Expresión muy empelada en América Latina y en contextos internacionales, su versión inglesa es el término más usado en Canadá para referirse a pueblos indígenas que no sean Inuit y Métis, aunque en la actualidad se prefiere la expresión Aboriginal Peoples, que engloba a los tres grupos.

Cuarto Mundo

Derivado de la expresión inglesa "Fourth World" (Castells, 1998), es una categoría político-económica que se refiere a las regiones y sectores más empobrecidos, especialmente dentro del llamado “Tercer Mundo”. .Son áreas sin economía de mercado o planeamiento central, excluidas del “nuevo orden” mundial y que no se desarrollan o lo hacen muy lentamente- En ocasiones se usa para referirse a poblaciones indígenas insertas en naciones ricas.

Etnia

(Del gr. ethnos, “pueblo, tribu, raza, nación”). Designación que, desde un punto de vista antropológico, se refiere a un grupo humano con un conjunto determinado de elementos culturales comunes. Puede ser empleado en contexto no-indígenas con el mismo valor y significado.

Minoría

La Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas las define como:

"Un grupo numéricamente inferior al resto de la población de un estado, en una posición no-dominante, cuyos miembros –siendo ciudadanos del estado- poseen características étnicas, religiosas o lingüísticas que difieren de las del resto de la población, y muestran –aún implícitamente- un sentido de solidaridad dirigida hacia la preservación de su cultura, tradiciones, religión o lengua"

De acuerdo a Sánchez Hernández (2002), una minoría es...

"...un conjunto de personas que se sienten y son consideradas por el resto de la sociedad mayoritaria en la cual viven como diferentes por uno o mas rasgos singularizadores. Estos rasgos pueden ser la lengua, la nacionalidad, la cultura, la raza o el nivel de ingresos".

En líneas generales, una minoría es un grupo sociológico que no constituye un sector políticamente dominante dentro de la población total de una sociedad. Una minoría sociológica no es necesariamente una minoría numérica: puede incluir cualquier sector que se encuentre en desventaja o subordinación con respecto a grupos dominantes en términos de estatus social, educación, empleo, salud, poder político, lengua, nacionalidad, religión, cultura, edad, economía, discapacidades o género. Las poblaciones indígenas latinoamericanas –y, en líneas generales, las mundiales- pueden considerarse “minorías”, siendo ellas mismas las que deciden con qué categoría identificarse (de acuerdo a su conveniencia) [i].

Comunidad

Este término ha variado en un amplio rango de significados de uso, desde que la ONU comenzara a usarlo en 1948 como sinónimo de tribu, grupo, aldea o pueblo (geográfico). El vocablo no ha terminado de asentarse en el derecho internacional, a pesar de que la comunidad es lo que caracteriza a los pueblos indígenas. Según Pérez (1996 p.15):

"... Para los pueblos indígenas, para los pueblos que tratan de asegurar o de preservar los valores de una auténtica identidad cultural, tienen (...) importancia los valores de comunidad, solidaridad, religiosidad, dosificación y utilidad".

El autor contrapone estos valores a los que proporciona el discurso de la modernidad: movilidad, individualismo, secularismo, poder de adquisición, acumulación y adaptación, "...el enemigo principal de todo empeño centrado en mantener una comunidad cultural coherente" (Pérez, op.cit. p.15).
El Banco Mundial no usa nunca este término (utiliza "minorías étnicas indígenas" o "grupos tribales"). En las literaturas legales latinoamericanas, se asocia a "comunidades campesinas", aún cuando no tienen porque ser lo mismo (en Perú, Panamá y Guatemala, la asociación es explícita, y en México y Ecuador, implícita). En Argentina equivale, en los textos legales, a "parcialidad".
Para los antropólogos, "la organización social comunitaria de los indígenas tenía que ser un rasgo definitorio de lo indígena por excelencia" (Pérez, op.cit. p.11). En cambio, en los documentos de la ONU, el hecho diferencial es su estrecha y particular relación con la tierra, y por ende lo “comunitario” no se nombra.
El empleo no consensuado del término (usual en textos etnológicos, históricos y antropológicos, escaso en documentos legales (inter)nacionales) hace que se lo encuentre en forma dispersa y con significados variables.

Bibliografía citada

1. Burger, J. 1990. The Gaia Atlas of first peoples : a future for the indigenous world. Londres: Robertson Mc Carta.
2. Pérez, Antonio. 1996. Precisiones sobre el concepto de comunidades indígenas. En Jornadas sobre comunidades indígenas. Madrid: Instituto de Humanidades y Comunicación "Miguel de Unamuno".
3. Sánchez Hernández, R.A. Martínez Sánchez, E.M. Valle Rico, A.B. 2002. Minorías sociales y bibliotecas públicas. En Memoria del Segundo Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas : estrategias para el desarrollo. Guadalajara: CONACULTA, pp.99-103.

[1] El término no tiene ninguna relación o derivación etimológica con el vocablo “indigente”, relación señalada en varios documentos de seriedad dudosa difundidos por organizaciones indigenistas, de intención claramente desinformadora.
[2] La supuesta traducción de la raíz latina como “sin origen” es errónea, si bien ha sido difundida –etiquetada de “discriminadora”- por numerosos documentos difundidos por organizaciones indigenistas.
[3] La traducción de la palabra como si se tratase del compuesto “in-dios” (“sin Dios”, utilizando el prefijo de negación latino “in”) realizada en ciertos documentos indigenistas claramente tendenciosos, es totalmente incorrecta. El poder peyorativo de la palabra puede detectarse en libros y documentos tales como “¡Basta! ¡No soy indio!” de Oscar Pacheco Ríos (Santa Cruz, Bolivia: CEPDI, 2002).

[i] Los Vascos en Europa y los Tuareg en el norte de África son ejemplos de comunidades indígenas que prefieren ser categorizadas como minorías étnicas con territorios ocupados, y, por ende, con derecho al reclamo. Los Sami de Escandinavia, muchas veces rotulados como minorías, se auto-proclaman pueblos indígenas.
Civallero & PlazaBitácora de un músicoBitácora de un escritorBitácora de un bibliotecarioBitácora de un ilustrador